Search
Close this search box.

Uso de esteroides anabólicos: ventajas en el deporte y consecuencias para la salud

Además, los esteroides inducen la coagulación de la sangre debido a un aumento en el contaje de plaquetas y, por tanto, de la agregación plaquetaria. Algunos de los efectos cardiovasculares de los EAA, como hipertensión, dislipidemia y anormalidades de la coagulación, remiten tras la http://cabergolinainfo.com discontinuación del uso, sin embargo, la aterosclerosis y cardiomiopatía parecen ser irreversibles. Es importante tener en cuenta que los esteroides anabólicos son una especie de testosterona artificial. Los hombres y mujeres tenemos testosterona natural, los hombres en más cantidad.

No obstante, el efecto de bienestar derivado del uso de EAA y los efectos disfóricos tras la retirada pueden contribuir a un síndrome de dependencia de EAA en algunos individuos. El uso prolongado de EAA puede ejercer un impacto en algunas rutas cerebrales (dopamina, serotonina y sistema opioide) que se ven afectadas por las drogas de abuso. Los EAA estimulan la producción de eritropoyetina a nivel renal y extrarrenal, por ello pueden ser utilizados en el tratamiento de anemias refractarias a otros tratamientos. Los efectos son menos importantes en pacientes con insuficiencia renal.

Interrumpen la producción hormonal

La educación sobre los esteroides anabólicos debe comenzar por el principio de la escuela media. Puede ser útil la implementación de programas que enseñan maneras alternativas y saludables para aumentar el tamaño de los músculos y mejorar el rendimiento a través de una buena nutrición y técnicas de entrenamiento con pesas. La presentación de los riesgos y los beneficios del uso de esteroides anabólicos parece ser una manera más eficaz para educar a los adolescentes sobre los efectos negativos del uso ilícito de esteroides. Los esteroides anabólicos-androgénicos imitan la acción de la testosterona, hormona natural que promueve las características sexuales masculinas.

Al comienzo de un ciclo se administran dosis bajas de las sustancias «acumulables» y la dosis se aumenta gradualmente durante 6-12 semanas. En la segunda mitad del primer ciclo, las dosis se reducen gradualmente hasta cero. Los consumidores creen que la pirámide permite al organismo adaptarse a las altas dosis, y el segundo ciclo «libre de EAA» permite al sistema hormonal recuperarse.

El uso de esteroides para aumentar la masa muscular puede dañar el corazón y las arterias

Las investigaciones indican que la mayoría de los receptores de los esteroides anabólicos están en el núcleo de la célula. Cuando se produce la reacción aumenta el nivel de ácido de la célula y la síntesis proteica. Existen también pruebas que indican que los esteroides anabólicos aceleran el crecimiento de las células sensibles a esta hormona. Los problemas que causan los esteroides, vienen cuando la persona que consume esta sustancia no tiene ninguna de las enfermedades que mencionamos más arriba, y por el abuso de la misma.

Los efectos son peores en la adolescencia porque interfiere en el crecimiento, puede haber rotura de tendones, etc. Como consecuencia, por estos beneficios suelen ser utilizados por hombres entre 20 y 40 años que se dedica al culturismo o levantamiento de pesas. Aunque están generalizados entre los deportistas que quieren mejorar su rendimiento. En comparación con otras drogas de abuso, los EAA no son fuertemente euforigénicos, es decir, no desencadenan aumentos rápidos en la liberación de dopamina en el sistema mesolímbico.

Producen lesiones en el hígado

Sin embargo, existen pocos datos para recomendar dicho tratamiento y poca orientación sobre el modo en que los suplementos de andrógenos pueden afectar los trastornos subyacentes. Se le adjudicaron beneficios a la testosterona en cuanto a la cicatrización de heridas y lesiones musculares, aunque escasos datos respaldan estas afirmaciones. Unos participantes que, tal y como cabía esperar, mostraron un menor índice de masa magra corporal –esto es, carente de grasa– que sus homónimos que no recurrieron a estos productos.

Los aumentos en el nivel de energía y la libido (en los varones) aparecen, pero son más difíciles de identificar. Desde el inicio de la educación secundaria, los adolescentes y adultos jóvenes deben ser informados de los riesgos que conlleva el consumo de esteroides anabolizantes. Además, pueden ser muy útiles los programas que enseñan modos alternativos y saludables para incrementar la masa muscular y mejorar el rendimiento físico. Estos programas hacen énfasis en la importancia de una buena nutrición y en las técnicas de entrenamiento con pesas.

Las estimaciones de la incidencia de por vida del abuso de esteroides anabólicos varían del 0,5 al 5% de la población, pero en subpoblaciones presentan variaciones significativas (p. ej., tasas más altas para culturistas y los deportistas de competición). En los Estados Unidos, la tasa informada de consumo es del 6 al 11% entre los varones de 14 a 18 años de edad, que incluye un número inesperado de no deportistas, y alrededor del 2,5% entre las mujeres de la misma edad. Algunos médicos prescriben esteroides anabólicos a los pacientes con consunción relacionada con el sida o el cáncer.